El journaling es una práctica para conectar con uno mismo mediante actividades escritas en donde la idea es llevar una medición y control de las emociones, para sí poder trabajar en ellas.

Lo primero que haremos, será marcar nuestra hoja con el título de la actividad, que en este caso es: “Conociéndome a mi misma”. En el Journaling todo se trata de conectar con nosotras mismas, y por ello cada uno de los elementos que pongamos en la hoja, deben ser un reflejo de nuestra personalidad. A algunas nos gustará más escribir con letra pegada y marcadores, y a otras con letra mayúscula y utilizar resaltadores. Lo importante es que te identifiques con cada elemento que pongas en la hoja. En la imagen de arriba dejamos algunos ejemplos de formas en las que podrías poner tu título.

Dentro de esta actividad de journaling, intentaremos descubrir cuáles son esas cosas que nos motivan, qué es lo que realmente nos mueve, nos inspira y nos importa en nuestras vidas, para así llegar a conocernos verdaderamente. Nosotras planteamos unos “ejes temáticos” que llamamos categorías como una forma de empezar a conocernos. No es necesario que utilices las mismas, puedes hacer variaciones en ellas, puedes incluir otras que se te ocurran, o puedes empezar por hacer sólo una. En la imagen de arriba te dejamos algunos ejemplos de las categorías que podrías incluir.

Llegó el momento de expresarte y dejar salir todas tus emociones. La idea en este punto, es que escribas de manera sincera la información que iría en cada una de las categorías que planteaste en el paso anterior. Deja salir todas aquellas cosas que tienes en tu interior. Si lo que más te gusta hacer en tus ratos libres, es cocinar a las personas que amas, está perfecto que lo pongas en esa categoría. Lo importante de esta actividad, como todas en el journaling, es que registres de manera escrita todo eso que llevas dentro, y en este caso, llegar a conocerte un poco más.

Una vez tienes toda la información puesta sobre el papel, puedes empezar a hacer uso de algunos recursos gráficos para organizar tu información. Puedes encerrar las categorías o “ejes temáticos” en cuadros o círculos, luego unir la información correspondiente a la categoría con flechas o líneas. Estas herramientas te facilitarán la visualización de algunas de las conexiones que se generaron entre las cosas que escribiste. Te darás cuenta que muchas veces las cosas que son más importantes en tu vida, se relacionan con los valores por los que te mueves, o que las cosas en las que gastas más tiempo, son las que más feliz te hacen. Estos patrones van a generar que puedas sacar algunas conclusiones, como que realmente es a X actividades a las que deberías enfocarle un poco más de tu energía por ejemplo. Al final de esta actividad, puedes decorar la hoja con elementos de tu preferencia, como dibujos o stickers, para así hacer la hoja “más tuya”.