Offline

En este blog hablaremos sobre la higiene del sueño, también te contaremos los riesgos asociados a dormir mal y te dejaremos una rutina para que implementes cambios en tu rutina de noche y puedas notar mejorías en tu rendimiento, estado de humor y en tu estado físico. 

Para empezar, hablaremos de los riesgos que tiene dormir mal, cómo verás este es un problema que tiene consecuencias emocionales, físicas y cognitivas. ¿Te ha pasado que te despiertas y andas en “modo lento”, que no comprendes rápidamente las ideas o que simplemente no escuchas así te estén hablando? Bueno, eso puede deberse a que pasaste una mala noche y a que tu cuerpo sigue “descansando” a su propio modo. 

Es bien sabido que cuando pasamos una mala noche, estamos altamente irritables, pero no hay que tomarse esto a la ligera, ya que esto puede desencadenar episodios de estrés o ansiedad asociados al cansancio excesivo.

Además, las afectaciones físicas están a la orden del día, ya que dormir mal nos hace propensos a tener afecciones cardiacas, obesidad, diabetes y accidentes cerebrovasculares.

¡Dormir no es un juego!

Según la World Sleep Society, existen 10 mandamientos para dormir bien, pero te dejamos algunos que revelan highliths asociados a otras prácticas que podemos tener en nuestra vida cotidiana. Como lo son, el consumo de bebidas alcohólicas, el tabaquismo y también el consumo excesivo de cafeína. También resaltamos el hecho de que no es tan positivo tener siestas largas, ya que sabemos que este es un hábito que muchas personas aman, pero que a la larga tiene consecuencias negativas a la hora de dormir.

Para finalizar te dejamos esta rutina que reúne algunas de las  leyes básicas dictadas por la World Sleep Society y algunos hábitos que consideramos traerán felicidad y tranquilidad a tu mente y cuerpo antes de dormir. 

Es importante recordarte que esta rutina debe realizarse al menos con 2 horas de anterioridad a la hora en la que finalmente debes dormir y que, parece cliché pero dormir de 7 a 8 horas es necesario para ti. Creemos que dormir bien es un signo de autocuidado en el que puedes reflejar el amor propio y así, cultivarlo día a día. 

Agrega momentos especiales para ti y establece una rutina que se adapte a tu personalidad y que te permita encontrarte en paz, para así, reducir el insomnio, los terrores nocturnos, el cansancio mental y físico y prever otras afecciones. 

Comentarios (0)

Productos agregados a tu lista de deseos